cactus feña

Los Tesoros de la comuna de La Higuera, región de Coquimbo.

Fernanda Salinas Urzúa Doctora en Ciencias m. Ecología y Evolución Investigadora Asociada - ONG FIMA
Fernanda Salinas Urzúa
Doctora en Ciencias m. Ecología y Evolución
Investigadora Asociada – ONG FIMA

El tan comentado Proyecto Minero Portuario Dominga tiene un área terrestre de influencia directa total de 11.155,05 ha, equivalentes a 15.177 canchas de fútbol, o a un área superior a la suma de las superficies de las comunas de Santiago, Providencia, Ñuñoa, Quinta Normal, Estación Central y Recoleta.

El proyecto contempla la afectación de cuatro sectores:

  1. Un gran sector a ambos lados de la ruta 5 con dos zonas de explotación minera a rajo abierto, un depósito de estériles y un tranque de relaves.
  2. Un sector costero que contempla la construcción y operación de un puerto para buques de gran calado, y el espesado, filtrado, almacenamiento y embarque del concentrado de hierro y la construcción y operación de una planta desalinizadora.
  3. Otro sector de 26 km de largo que conecta los dos primeros sectores mediante acueductos, concentraductos para el concentrado de hierro, un camino de servicio y una línea de transmisión eléctrica.
  4. El área de influencia marina, que incluye la construcción y operación del puerto, la captación del agua de la bahía Totoralillo y la eliminación de salmuera.

En esta columna queremos mostrar algunas de las características de los ecosistemas naturales de la comuna de La Higuera que hacen de este un lugar atiborrado de tesoros evolutivos, que sustentan la vida de cientos de familias, que estallan de vida durante los fenómenos del desierto florido y que serían destruidos de manera irreversible por este proyecto.

En términos botánicos, el área terrestre que afectaría el proyecto corresponde a la zona más importante del “hotspot” de biodiversidad de Chile Mediterráneo, una de las 25 regiones botánicas más importantes del mundo. Se registró un total de 255 especies nativas, donde más de un 75% de ellas son endémicas de Chile, es decir, se encuentran exclusivamente en Chile, o en parte de Chile, mientras el endemismo de la región de Coquimbo es del 53%.

Cerca del 91% de la superficie terrestre del proyecto está cubierta por un total de 53 formaciones vegetacionales xerofíticas de especies nativas, protegidas por la Ley 20.283, sobre recuperación del bosque nativo y fomento forestal, Decreto 68/2009, que de acuerdo a la Línea de Base del EIA del Proyecto “ha mantenido una alta naturalidad, en donde además, los elementos adventicios son casi todos anuales y no han intervenido la fisionomía original de la vegetación natural” (EIA Proyecto Minero Portuario Dominga, Línea de Base Flora y Vegetación, Anexo FV-1, pg. 18).

La flora caracterizada para el proyecto revela además que 33 especies presentan amenazada su conservación: Existen siete especies clasificadas en categoría de Preocupación Menor, ocho especies clasificadas como Casi Amenazadas, once especies en categoría Vulnerable, cinco especies En Peligro y dos especies En Peligro Crítico.

Entre estas especies amenazadas, destacan especialmente las dos especies que se encuentran clasificadas En Peligro Crítico. Una de ellas es una especie de chagual, la Puya gilmartiniae, que se distribuye exclusivamente en la costa de Chungungo. La otra es un cactus, Eriosyce simulans, llamado comúnmente “Simulador”, que se distribuye exclusivamente en el Valle del Río Choros sin llegar a la costa. Entre las especies En Peligro, se encuentra el Lucumillo, Myrcianthes coquimbensis, que se distribuye exclusivamente en el litoral de la IV Región, y que cuenta con un Plan Nacional para la Conservación del Lucumillo, y Zoellneraiilum serenense, endémica de las regiones de Atacama y Coquimbo, bulbosa que florece durante el desierto florido.

En particular, para la especie de cactácea Eriosyce simulans, clasificada En Peligro Crítico, el informe de Línea Base presentado por el Titular concluye: “…se deben considerar estrategias de conservación de la especie en el área, ya que no se conocen grupos poblacionales de tal abundancia en otras localidades, por lo que es probable que los del área de estudio e influencia correspondan a los de mayor importancia para la especie (EIA Proyecto Minero Portuario Dominga, Línea de Base Flora y Vegetación, Anexo FV-1, pg. 53).

Y en relación al área de influencia del proyecto, el Titular concluye que posee “una alta naturalidad y endemismo, con presencia y distribución de especies con problemas de conservación en casi toda el área, características que le confieren un alto valor ambiental y vulnerabilidad ante cualquier evento de intensificación de actividades de origen antrópico” (EIA Proyecto Minero Portuario Dominga, Línea de Base Flora y Vegetación, Anexo FV-1, pg. 53).

En relación a la fauna terrestre, se registra un total de 130 especies de vertebrados nativos, 34 (26,2%) especies son endémicas de Chile, y 28 (21,5%) especies están clasificadas en alguna categoría de conservación. Entre los anfibios, destaca la presencia del Sapo de Atacama, Rhinella atacamensis, endémico de Chile, clasificado como Vulnerable, y distribuído entre la Cuesta El Peral en Antofagasta y la localidad de Socos en Coquimbo, cerca de oasis y arroyos.

Entre los reptiles, se encuentra la Iguana Chilena, Callopistes palluma, clasificada Vulnerable, distribuida entre el sur de la región de Antofagasta y el Maule, la Lagartija de Plate, Liolaemus platei, clasificada en Preocupación Menor, distribuida entre la región de Atacama hasta Coquimbo en ecosistemas costeros, la Lagartija de Mancha Negra, Liolaemus nigromaculatus, Casi Amenazada, distribuida entre el Parque Nacional Pan de Azúcar y el Parque Nacional Llanos de Challe, y la Lagartija de Atacama, Liolaemus atacamensis, clasificada en Preocupación Menor, distribuida desde la región de Atacama al sur de la región de Coquimbo.

Entre las aves, destaca la presencia del Loro Tricahue, Cyanoliseus patagonus, clasificado En Peligro y que cuenta con un Plan Nacional Para la Conservación del Tricahue. Tiene un sitio de nidificación en el área de influencia del proyecto. También en el área habitan cóndores, halcones peregrinos, bandurrias, perdices chilenas, turcas y tapaculos.

Entre los mamíferos, el área de influencia del proyecto es el hábitat de Quiques, Chingues, Zorros Culpeo, Zorros Chilla, Gatos Colocolo, Yacas, Degus, Ratones Orejudos de Darwin, Ratones Chinchillas, y en especial, destacan los Pumas, clasificados como Casi Amenazados, que cuentan con un Plan Nacional Para la Conservación del Puma, depredadores naturales de los Guanacos, clasificados Vulnerable, y que cuentan con un Plan Nacional Para la Conservación del Guanaco, y que encuentran en esta zona su distribución costera más septentrional en Chile, y por último, Cururos, Spalacopus cyanus, especie endémica de Chile, reclasificada recientemente en Preocupación Menor, habiendo sido clasificada previamente En Peligro por la Ley de Caza.

El área de influencia marina del Proyecto Minero Portuario Dominga se encuentra en el sistema de bahías, islas e islotes de Coquimbo, con focos de surgencia permanente, generando una zona muy productiva, que permite una alta biodiversidad y abundancia de especies, que a su vez, sustentan una gran diversidad de aves y mamíferos marinos.

En este sector marino se encuentran áreas de protección, como la Reserva Nacional Pingüino de Humboldt, compuesta por Isla Choros, Isla Damas e Isla Chañaral, creada para proteger aves marinas en categoría de conservación. En ella habita el 90% de la población mundial del Pato Yunco, Pelecanoides garnotii, En Peligro, y el 80% de la población mundial del Pingüino de Humboldt, Spheniscus humboldti, Vulnerable. Además, se encuentran otras especies protegidas y en categorías de conservación, como chungungos, Vulnerable, lobos de mar de un pelo, lobos de mar de dos pelos, patos liles y guanayes. Además, es sitio de avistamiento y alimentación de delfines nariz de botella, ballenas, cachalotes y calderón gris, acumulando un total de 19 especies de cetáceos avistados en la Reserva, que corresponden al 44% de las especies de cetáceos registrados en Chile.

Adicionalmente, en el área de influencia marina se reconocen 14 Áreas de Manejo y Explotación de Recursos Bentónicos operativas, que son las más productivas de la costa, en cinco caletas de pescadores artesanales: Punta de Choros, Los Choros, Chungungo, Totoralillo Norte y Caleta Hornos, con un total de 581 pescadores inscritos y activos. En la costa se realizan actividades económicas rentables de manera sustentable en áreas de manejo que benefician a cientos de familias dependientes directamente de la pesca artesanal, que se realiza hace décadas, con actividades de turismo que sensibilizan y que educan a la ciudadanía nacional e internacional en relación a nuestra biodiversidad, nuestro patrimonio natural y el desarrollo sustentable que nuestro país y el mundo necesitan, fomentando, protegiendo y fortaleciendo el desarrollo de economías locales.

Los pescadores y habitantes de La Higuera, y la comunidad científica, han solicitado por más de una década la declaración de Área Marina Protegida a la zona costera de la comuna de La Higuera, para resguardarla de manera definitiva de los grandes proyectos que causan grandes impactos ambientales y sociales, por su relevancia para mantener una actividad económica sustentable y compatible con el cuidado de la naturaleza.

Chile debe optar por un desarrollo sustentable, en el que existe un equilibrio real entre el desarrollo económico, el desarrollo social y el cuidado del medio ambiente, en el que se asegure el bienestar de las personas y de las futuras generaciones, fomentando el desarrollo y fortalecimiento de las economías locales, siendo enfático en rechazar los grandes proyectos que representan una amenaza tanto al cuidado del medio ambiente, la conservación de la biodiversidad y al cuidado de las personas, su calidad de vida, su salud y su bienestar.