Isla-Riesco

Isla Riesco: Corte Suprema obliga a Mina Invierno a detener tronaduras hasta que se realice participación ciudadana

Tras 4 años de rechazar Recursos de Protección en materia ambiental, el máximo tribunal apoyó la solicitud de invalidar la RCA del proyecto e iniciar un nuevo proceso de evaluación ambiental.

Desde la Alerta Isla Riesco recibieron con alegría este importante fallo que reconoce que la participación ciudadana es un principio del derecho ambiental y por lo tanto, cualquier proyecto que tenga cargas ambientales debe ser sometido a este proceso, aunque su evaluación haya sido realizada mediante Declaración de Impacto ambiental.

“Como Alerta Isla Riesco celebramos la decisión de la Corte Suprema, que ratifica el derecho que tenemos como ciudadanos de ser partícipes de las decisiones que afectan nuestro futuro y el de nuestro entorno. Este es un triunfo ciudadano, logrado gracias al trabajo voluntario de un sinnúmero de personas y ONGs convencidas que el desarrollo de los territorios debe ser verdaderamente sustentable, incorporando todos sus componentes: económicos, ambientales y sociales. Como agrupación hemos tenido la suerte de contar con este equipo. Sin embargo, nos preocupa que solo se pueda alcanzar la justicia a costa de arduos procesos contra decisiones que toma el Estado por nosotros. Este un ejemplo de lo que sucede diariamente en nuestro país. Esperamos que este destello de justicia sea un precedente para que de forma definitiva se le devuelva la voz a la ciudadanía.” Señaló Gregor Stipicic, Coordinador Regional de Alerta Isla Riesco.

El proyecto Mina Invierno, desde sus inicios pretendió incorporar tronaduras. Sin embargo, durante su Estudio de Impacto Ambiental la empresa modificó este hecho, aprobándose un proyecto que no contemplaba ese método, mucho más contaminante. Pasados unos años la empresa presentó una modificación al proyecto mediante Declaración de Impacto Ambiental (DIA), incorporando las tronaduras . Para efectos de este nuevo proceso, organizaciones sociales y personas de Magallanes solicitaron participación ciudadana, cuestión que fue denegada por el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA). Para la Corte Suprema, es evidente que esto significó una ilegalidad en su tramitación y por eso hoy obliga a retrotraer todo el proceso a su etapa inicial.

“Este fallo es un hito, ya que se reconoce que al evaluar la existencia de cargas ambientales para la determinación de la procedencia de la Participación Ciudadana en la evaluación de Declaraciones de Impacto Ambiental, debe considerarse primordialmente las externalidades negativas de los proyectos, y que éstas deben sometidas a observación por parte de la comunidad. Hay un gran número de proyectos con cargas ambientales en los que hoy el SEA no otorga participación, a pesar de existir solicitudes que cumplen los requisitos exigidos por la ley, debido a una interpretación ilegal del Reglamento que sostenidamente ha realizado dicho órgano. La Corte hoy corrige esta situación en un proyecto en que las externalidades negativas son de gran magnitud y expresamente reconocidas tanto por el SEA como la empresa durante todo el juicio”. Explicó el Coordinador de Litigios de la ONG FIMA, Diego Lillo.

Para el abogado, este fallo también es muy importante ya que, desde la puesta en marcha de los Tribunales Ambientales, la Corte había sistemáticamente rechazado los Recursos de Protección en materia ambiental, lo que significaba una barrera de acceso a la justicia ambiental y hacía que muchas situaciones quedaran en tierra de nadie, al no poder ser conocidas por los organismos administrativos ambientales. Vuelve a primar la Constitución y el sentido común. El sistema existente debe ser uno en que conviven y se complementan los procedimientos ante el Tribunal Ambiental y el recurso de protección, considerando que este último es el que resguarda el derecho fundamental a vivir en un medio ambiente libre de contaminación”, añadió.

Desde el movimiento Alerta Isla Riesco, anuncian que trabajarán intesamente para que la participación ciudadana refleje el traumático impacto que este proyecto tiene para la zona, tanto por sus efectos contra el medio ambiente, como para la vida de sus pobladores, que ven afectada su estilo de vida.